miércoles, diciembre 12, 2007

La amarga experiencia de mi primer trabajo...

Llegué a Buenos Aires el 22 de Marzo de 2007... con todos mis sueños y esperanzas en mi valija, con toda mi energía para empezar una nueva vida... Hice mis papeles para estar de forma legal y cuando ya tenia todo listo, empecé a buscar trabajo...

El 5 de Octubre tuve una extraña entrevista en un lugar, que me debió haber parecido sospechosa desde el principio, pero me cegaban mis ganas de trabajar y empezar en una empresa. Llego a la empresa a las 10 de la mañana tal y como me habían citado, me recibe una secretaria mal vestida, pero amable. Luego de una hora (11 AM) llega un tipo de mediana estatura, rubio, de ojos claros, con cara de nada, mal vestido, mal presentado y mal arreglado, diciéndome que me va a entrevistar.

En medio de una entrevista nada convencional, donde no se me preguntan ni mis antecedentes y poco por mis estudios (bastaba que en mi CV dijera psicóloga), lo único que les importa es si sé aplicar el test de inteligencia Raven. A pesar de que yo lo conocía, el tipo me da una cátedra acerca de su calificación, completamente desfasada y con total desconocimiento de los principios psicológicos de la inteligencia. Debí sospechar de esta actitud y más aún cuando el tipo me dice: "Por mi está bien, quedás contratada, ahora que te vea la gerente"... y paso donde una señora que solamente hablaba por celular... que me recibió haciendo muecas e intercambiándose maniáticamente un par de lentes que tenía en las manos. A pesar de su enfermedad ocular, pareciera no enfocar bien o no recordar con cual de los anteojos debia mirarme.

A pesar de que sospeché un trastorno bipolar serio, decidí seguir con la entrevista, de nuevo, cegada por mis ansias de trabajar. Tan serio era su problema que pasaba de la sonrisa al enojo en segundos!, repitiendo lo mismo "me entendés lo que te digo", necesitando aprobación a cada frase que decía, además de ser tomadora compulsiva de mate. Quedamos en iniciar al lunes siguiente (8 de Octubre), completamente legal, puesto efectivo y definidas las condiciones contractuales y salariales.

La primera semana
Durante la semana, conozco a mis compañeros de trabajo, programadores, la vendedora y la secretaria... Me toca en la misma semana la renuncia de dos personas... debí haber sospechado... pero nuevamente estaba feliz de estar trabajando y de poder seguir teniendo experiencia que complementara mi formación. Como no me puedo quedar quieta, pedía por que me asignaran algún trabajo, pero varios dias estuve sin trabajo pues ni mi jefa me explicaba ni nadie me asignaba nada. Obtuve un equipo y un puesto al segundo dia, justo el cubículo que habia dejado la vendedora. De igual manera, la información era fraccionada y no se me dio una inducción, al menos para ubicarme en la empresa.

Y todo sigue...
Durante la primera semana me sentí tirada al frente cuando me ponen como un cañonazo, a hablar con uno de los gerentes de RRHH de la empresa, cuando yo no estaba enterada ni siquiera de las búsquedas activas, a pesar de que se lo había pedido en varias ocasiones.

Entre otras cosas, mis funciones se vieron tergiversadas al renunciar la secretaria, me pidieron cubrirla por unos dias, pero los dias se volvieron semanas y las semanas un mes, cuando decidí renunciar. Estaba haciendo el cargo de secretaria y selectora a la vez, sonaba el teléfono y tenia que suspender las entrevistas para contestar. Tenía jornadas hasta las 8 o 9 de la noche, llegaba a casa a las 10PM, y lo peor, me dice que llegue de 9:30 a 10 y luego me gritaba porque llegaba tarde!

Es la relación laboral más absurda que jamás tuve... una persona incomprensible, una empresa que no sé como existe, con una rotación de personal enorme, un desorden inaudito, y con total falta de profesionalismo...

Como es posible que le preguntaran a ingenieros de sistemas que yo entrevistaba de que cuadro de fútbol eran? o que la señora se pusiera a contarles sus experiencias durante la dictadura?... Alardeando de que conocían a medio Buenos Aires cuando nadie sabe quienes son...

El comienzo del fin
Y bien, como a veces tiendo a somatizar, empezó un dolorcito en mi espalda que no sabía a que se debía... cambié la silla donde me sentaba y el dolor seguía... dolor de cabeza todos los dias... uno de esos dias me pasé de estación en el subte.... un olvido que me indicaba solo una cosa... NO ESTES MÁS EN ESA EMPRESA... donde hay empleados por categoría... los de primera, los de segunda y "los demás...", mantieniendo a la gente en negro (mi contrato nunca llegó), hablando mal de los empleados que se fueron, alegando cosas absurdas (que en Colombia NO HAY cordilleras...), humillando a algunos otros, gritando y peleando entre sí (habria que verlos, peleaban entre ellos en frente de cualquiera!!!)...

El 15 de Noviembre decidí renunciar y no volver a ver esta empresa enferma nunca más...

Ahora, vivo tranquila otra vez!

2 comentarios:

Camilo dijo...

Aura, estas mas de malas que pobre pablo.

Rober dijo...

Disculpame Aura, se que es un post antiguo, pero es la primera vez que entro a tu blog y no puedo dejar de comentarlo.

A esta altura ya parece graciosa la situacion, pero sin duda alguna no lo era en ese entonces. Yo trabajaba en esa empresa y vivi tanto la llegada como la huida de Aura, y de muchas otras personas, y eso que yo unicamente estuve 7 meses !!

En fin, te mando un saludo grande y te agrego al rss para manterme al tanto de tus cosas.

Rober